Vecinos, coleccionistas y extrabajadores armaron una exhibición sobre La Bernalesa

Hasta el 15 de diciembre se puede visitar en la sala Vientos del Sur la exposición Bernalesa, odisea de un polo fabril, en la Universidad Nacional de Quilmes. En tanto, el lunes 25 de noviembre a las 18 se realizará la inauguración y un conversatorio.

La iniciativa se inscribe en un conjunto más amplio de actividades con el objetivo de la puesta en valor de la fábrica Bernalesa e Hilanderías Gaby Salomón, símbolos de máximos exponentes textiles de la Argentina de su época y forma parte de las actividades culturales organizadas en el marco del treinta aniversario de la UNQ.

Los objetos exhibidos fueron aportados por vecinos, coleccionistas y ex trabajadores con el objetivo de revivir una época de industrialización pujante que impulsó el crecimiento de la ciudad, transformó los barrios aledaños y generó vínculos vecinales y familiares perdurables hasta hoy. Las fotografías, documentos y objetos de trabajo permiten dimensionar la importancia de este polo textil que en su planta supo albergar a más de cinco mil trabajadores, en sus tres turnos y que contaba con un equipamiento tecnológico de vanguardia para la época. De este modo, la matriz transversal que motiva esta propuesta cultiva la historia de un símbolo textil ineludible para nuestra historia local.

El aspecto productivo vinculado al trabajo, la fábrica, la matriz textil y la dimensión colectiva son núcleos nodales en la agenda cultural diseñada y realizada por el Programa de Cultura para este año de celebración UNQ. Nuestra casa se emplaza en lo que antiguamente fue la empresa textil Fabril Financiera. Aquel antiguo emplazamiento permanece en nuestro presente e ilumina el corazón central de nuestra historia como universidad pública emplazada en la zona sur del conurbano bonaerense. 

Colaboradores:

Alejandro Gibaut, Patricia Blondheim, Isabel Vicentela, Patricia Camaron, Nidia Mancini, Firmina Gardiman, Daniel Frances, Rosalía Fuentes, Ceciclia Gora, Elisa Loffler, Lidia Goranc, Jorge Budek –Coleccionista- e Ignacio Carullo.


Imprimir