Una quilmeña fue premiada por un juguete diseñado para niños autistas

El concurso Juguemos Juntos, que organiza Fundación Fundalc y Juguetes Universales, con el apoyo de INICIA, premió a una diseñadora industrial quilmeña por un proyecto pensado para niños autistas.

Los tres primeros premios recibieron 120.000 en premios, más capacitación y asesoramiento para convertir el proyecto en un emprendimiento
sustentable.

Irohiro, de Melisa Klassen, es un juguete pensado para niños diagnosticados con autismo, para colaborar con la terapia de integración sensorial - vestibular. Se trata de una plataforma para girar con 2 niveles de dificultad. Ayuda a desarrollar el equilibrio, la coordinación y la fuerza de una forma divertida.

“En cuanto a lo personal siento que es un logro enorme dado mi dia a dia, y en cuanto a lo profesional una experiencia maravillosa desarrollar un producto pensado desde el lugar del otro. Espero de corazón que sea un producto que ayude a muchos niños y a sus familias. Trabajaré junto a @inicia_comunidad para lograrlo”, dijo Melisa en Facebook.

El segundo premio fue para Olo, de Camila Resnicoff, de CABA.

Es un set de aromas para desarrollar diferentes juegos lúdicos: el sabueso, el adivinador, ¿qué huelo?, cuenta cuentos y nasotest. Este juego ayuda a estimular el olfato desde temprana edad, y está enfocado en niños con diferentes grados de discapacidad visual. El kit cuenta con 5 esencias de diferentes olores y 10 potes con esponjas donde se aplican los olores para jugar (que cuentan con Braille para poder ser identificados)

Por último, fue premiado Eureka, de Jesica Salzman y Laura Politi, de CABA.

A través de un juego de lupas de colores que van descubriendo diferentes elementos por categoría (animales, números, frutas, etc) el objetivo es favorecer la interacción social, el lenguaje y la motricidad de niños con autismo. Este juego pone foco en el jugar juntos de niños neuro diversos y niños neuro típicos.

Carate, de Anita Dalbene, de CABA, recibió una mención especial.

Es un juego para reconocer e interpretar emociones lúdicamente. Ayuda a desarrollar la sociabilidad y las herramientas comunicativas. Pensado para niños dentro del Espectro Autista.

En este juego las diferentes emociones se pueden expresar frente a un espejo o armar la cara con los ojos y boca que representan dicha emoción.

Juguemos Juntos, es una iniciativa que cuenta con el aval de la Agencia Nacional de Discapacidad y la Cámara Argentina del Juguete y declarado de Interés Social por la Legislatura Porteña, propone que cada participante diseñe un juguete innovador, inclusivo, y que se pueda fabricar en Argentina; para niños con discapacidad visual, auditiva, cognitiva, motriz, o niños dentro del espectro autista. El objetivo es dar visibilidad y premiar el diseño de juguetes para niños con discapacidad y así generar mayores oportunidades de inclusión a través del juego

El comité de expertos, los organizadores y las instituciones que avalan el concurso Juguemos Juntos felicitan a todos los participantes. Sin duda se trata de "generadores de cambio" en Argentina.

"Las propuestas nos sorprenden cada vez más, este año vimos con alegría mucha profundidad en el análisis de la discapacidad del usuario que cada participante había elegido: en cuáles son las capacidades, qué limitaciones tiene qué está pasando en la vida de
ese niño, cómo se va a divertir jugando y qué necesita estimular. Creo que esto es clave para que el juguete diseñado realmente impacte en la vida del niño. Lo más importante es lograr la empatía entre el diseño y el usuario". Expresó Ana Siro, creadora de Juguetes Universales.

"Realmente nos conmueve ver el crecimiento de Juguemos Juntos, y cómo cada año impacta y convoca a nuevos diseñadores desde diferentes puntos del país. Los proyectos son muy innovadores. Celebramos y felicitamos a todos los finalistas por la dedicación, creatividad y entusiasmo que han puesto en cada una de sus propuestas." Expresó por su parte Carina Cavallo, coordinadora de Fundalc.

"Juguemos Juntos, que cuenta con el aval de la Agencia Nacional de Discapacidad y la Cámara Argentina del Juguete, este año además, fue declarado de Interés Social por la Legislatura Porteña. Sin duda se trata de una iniciativa que está aportando valor cultural y social en la comunidad y agradecemos muchísimo estos reconocimientos.


Imprimir