Nobel de Física a los buscadores de exoplanetas

Los astrónomos suizos Michel Mayor y Didier Queloz, premiados con el Nobel de Física junto al canadiense James Peebles, lograron con sus descubrimientos que la búsqueda de exoplanetas no fuera ciencia ficción, sino ciencia real.

Mayor y Queloz desarrollaron nuevos instrumentos astronómicos y técnicas con las que consiguieron la observación de planetas fuera de nuestro Sistema Solar: los exoplanetas.

En 1995 descubrieron el primero, que orbitaba una estrella de tipo solar (51 Pegasi).

Desde entonces, la comunidad científica ha identificado casi 4.000: "ellos convirtieron en ciencia real lo que parecía ciencia ficción", relató José Antonio Caballero, del español Centro de Astrobiología (CAB), a la agencia Efe.

Para los astrofísicos hay dos grandes preguntas. "Una incluye tres que se responden a la vez: de dónde viene el universo, cómo va a terminar y de qué está hecho", subraya este investigador, quien añadió que la otra cuestión es "si estamos solos en el universo".

Si bien esta última es más filosófica, los científicos "intentamos ir poco a poco", agregó el científico del CAB.

Para ello, primero "queremos detectar planetas", 51 Pegasi b, el planeta descubierto por estos dos astrónomos, era un cuerpo de masa similar a la de Júpiter que tarda en dar la vuelta completa alrededor de su estrella cuatro días y no 365, y "eso era exótico".


Imprimir