Un argentino fue elegido director de la agencia nuclear de la ONU

El argentino Rafael Grossi fue elegido hoy nuevo director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en reemplazo del fallecido Yukiya Amano, tras una votación interna celebrada en Viena.

El representante argentino logró 24 votos de los 35 Estados que forman la Junta de Gobernadores de la agencia nuclear de la ONU, que es su organismo ejecutivo, indicaron fuentes diplomáticas a la agencia de noticias EFE.

 Con esos votos Grossi, quien hasta el momento se desempeñaba como embajador argentino en Austria, logró la mayoría de dos tercios que se requiere para ser el nuevo director general y suceder al japonés Yukiya Amano, quien falleció el pasado julio.

El OIEA es un organismo de gran peso internacional, encargado de monitorear el uso pacífico de la energía nuclear en todo el mundo, y que ha jugado un papel fundamental en la implementación del acuerdo nuclear con Irán de 2015.

En un comunicado, la Cancillería argentina expresó que "se congratula por la elección" y "agradece y destaca el apoyo de la comunidad internacional a tan importante candidatura para el país".

"La elección de un argentino al frente del OIEA es un reconocimiento a la región de Latinoamérica y del Caribe y su contribución, como zona libre de armas nucleares, para la paz y seguridad internacionales", destaca el Palacio San Martín en el parte de prensa.

Grossi resaltó que el país está trabajando "como equipo" y "muy duro" para esa elección, que concluirá en octubre, cuando se nombre al nuevo titular del organismo internacional, el más grande del mundo vinculado a la energía atómica.

"Sería una gran oportunidad para la Argentina", señaló Grossi, en un alto en los debates, donde Faurie no solo defendió la postulación del argentino ante la asamblea sino que agendó 25 reuniones bilaterales para presentar los argumentos en favor de Grossi, además de tratar otros temas de cooperación energética.

"Estoy muy orgulloso de que el canciller esté acá, buscando voto por voto, y seguiremos explicando nuestros argumentos en la Asamblea de Naciones Unidas que se celebrará en Nueva York", confió Grossi sobre el trabajo hormiga en busca de apoyos.

"Es un candidatura nacional, y estamos trabajando todos muy duro, juntos como equipo en pos de esta candidatura", añadió.
Para el diplomático, "la cuestión nuclear es uno de los activos nacionales donde todos nos sentimos identificados". Consultado sobre si las próximas elecciones presidenciales podrían afectar su postulación, recordó que el país tiene 60 años de experiencia en la materia, y "en 60 años hubo distintos gobiernos de diferente color político", pero siempre acompañando al sector.

 


Imprimir