Las mascotas también sufren por las altas temperaturas

Los más sensibles al golpe de calor son los perros viejitos,los cachorros, los obesos y los de nariz chata ( braquicefalos) y los animales con patologias cardíacas o respiratorias. Aunque todos, frente a una temperatura elevada pueden padecerlo.

Se puede refrescar al animal poniéndolo en un ambiente fresco con aire acondicionado o ventilador y mojarlo, darle agua fresca y consultar de inmediato al veterinario.

Para evitarlo los días de mucho calor debemos evitar pasear a los animales en horarios de más temperatura, mantenerlos con agua fresca, en ambientes frescos, ventilados o donde haya sombra y verde.

Los síntomas son aumento de la temperatura corporal, jadeo excesivo y temblores.

Doctora Mariana Cuadrado


Imprimir